domingo, 4 de marzo de 2012

Diarios de la calle - Racismo y discriminación en las escuelas

Aprovechando que anteriormente ya publiqué una entrada sobre la vida de Anna Frank, he decidido que el tema a relatar a continuación es apto e interesante.
Todos hemos estado alguna vez en un colegio o instituto. Todos sabemos que, a veces, en estos centros se puede llegar a respirar un ambiente delictivo lleno de agresiones tanto verbales como físicas. Pues bien, esta película, "Diarios de la calle", habla de esto. Soy consciente que lo relatado a continuación puede parecer lejano y exagerado, también sé que habrá tantas opiniones como personas en el mundo sobre éste tema, pero es un hecho completamente real y solo me limitaré a contar lo que sucedía constantemente en el instituto "Wilson Classical" de Long Beach, California.
Los conflictos internos ocasionados en los Ángeles (1992) hizo que este instituto, por ordenes de la Junta de Educación, se viera obligado a educar a inmigrantes reivindicando la adaptación de éstos en las distintas sociedades. Tras esto las diferentes etnias no convivieron como se esperaba de ellos y se formaron pequeños grupos que separaban a los estudiantes por su raza. Este hecho hizo que se enfrentaran unas bandas, formadas por individuos del mismo color, con otra, formada por personas de otro color. Ésto influyó mucho en el comportamiento y las calificaciones de los alumnos individualmente y el centro decidió dividir a los estudiantes en dos grupos: los aptos para seguir estudiando y los que no conseguirían graduarse. Algo que me parece un tanto injusto y poco equitativo, pues reinsertan a inmigrantes y luego los despoja de sus derechos separándolos en clases distintas. Entiendo que dificultaban el desarrollo escolar de los demás estudiantes, sin embargo, podrían haber recurrido a la expulsión o a la búsqueda de otra solución posible.

La verdadera Erin Gruwell
La profesora de literatura Erin Gruwell sufrió estos conflictos y decidió buscarles una solución. A ésta maestra se le fue asignada una clase formada por el alumnado más delictivo o los negados en el estudio. Pero Gruwell supo parar la agresividad a tiempo y, poco a poco, fue apartando a cada estudiante del ambiente delictivo, lleno de drogas, alcohol y demás vicios, que caracteriza a las bandas juveniles. Incluso antepuso su labor en la escuela a su vida personal y llegó a ejercer tres empleos para poder pagar excursiones y actividades extraescolares, ya que el colegio no quería "perder el tiempo" organizando eventos educativos a los alumnos que no lo iban a aprovecharlos. En un punto de la película se puede observar como la subdirectora le prohíbe al profesorado entregarle los libros, que la Junta de Educación les facilita, a los alumnos no favorecidos. Erin esta decidida a acabar con esto y encuentra un tema con el cual los chicos se sienten identificados "El diario de Anna Frank". Es admirable como esta mujer es capaz de afrontar la pérdida de su matrimonio debido a su entrega absoluta por su clase y, además de eso, es capaz de encontrar en cada uno de los individuos un parecido con Anna Frank. Tras múltiples decepciones por parte de algunos estudiantes frente al final de la historia de Anna Frank la profesora les propuso un trabajo de clase, los chicos tenían que escribir su propio diario. "Mi vida es una constante guerra, me conformo con saber que sigo vivo, porque cada día me enfrentó a la muerte y nunca sabré cuándo será mi último segundo de vida", una frase símil a la anterior escribió uno de los alumnos en su diario. Erin lo había conseguido. Comprendió a cada estudiante y supo ver cuan infierno era su vida. Guwell ayudó muchísimo a esos alumnos que la sociedad creía descarriados. Les tendió su apoyo y les mostró que podían, a pesar de formar parte de una sociedad corrompida, vivir como jóvenes normales. 
La vida en aquella ciudad en la que las bandas tomaban las calles y creían que les pertenecían impidiendo la entrada de otros que no eran de su misma etnia hizo que aquellos adolescentes maduraran psicológicamente y se hicieran a la idea de que no eran más que guerreros defensores de su raza. Creían que por morir en una batalla contra otra banda se convertirían en heroes, pero Erin supo inculcarles que eso no era así, que si morían en esas circunstancias nadie querría recordarlos, pues no hicieron nada bueno para que así fuera, sino que su existencia se había convertido en una guerra constante alimentada por la agresividad que producían las diferencias acentuadas de cultura.
La verdadera "Room 203"
Erin, rodeada de vidas destrozadas por el maltrato, el alcoholismo, el desahucio y la mentira quiso que esos estudiantes se reinsertaran verdaderamente y, por este motivo, hizo todo lo posible por publicar un libro que narrara la historia que estos estudiantes habían recogido en sus diarios y, cuando lo consiguió, lo tituló "El diario de los escritores por la libertad". Entre las excursiones que organizó se encontraba la visita al museo del holocausto de Estados Unidos, tras ésto también hizo que TODOS los miembros del alumnado de su clase disfrutara de una apacible cena en un hotel acompañados de varios sufridores que tuvieron que vivir en el ambiente nazi y que sobrevivieron a ello. Con tanta ilusión e interés fue recibida la actividad por parte de los alumnos que más tarde reunieron recursos para poder disfrutar de la presencia de Miep Gies, la mujer que ayudó y escondió a Anna Frank y que falleció el 11 de enero de 2010.
Guwell luchó por que el respeto fuera algo que estuviera presente en la vida de estos jóvenes, el respeto mutuo. Erin ayudó a muchos adolescentes del instituto, entre ellos a una chica que se veía al borde del abismo entre la verdad y la mentira por la protección de uno de los miembros de su banda que, desde mi punto de vista, no se la merecía.
Tras la agradable experiencia de salir de la vida criminal que llevaban, los alumnos, junto con su profesora, decidieron organizar una ONG que ayudara a los institutos a superar las vivencias que anteriormente se daban en este centro.

Realmente es una película que hace pensar y que marcará un antes y un después. Es una película que enseña los valores de una vida correcta, las ventajas de vivir de acuerdo a la ley. Os la recomiendo!



                                   
                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada